Escocia apuesta por una educación inclusiva

Escocia será el primer país del mundo en ofrecer a todos los estudiantes de escuelas públicas una educación inclusiva a partir del 2021.

Esta tan buena propuesta fue aceptada en el 2018, pero no se ha decidido ponerla en marcha hasta hoy. Así pues, John Swinney, el viceprimer ministro y el secretario de Educación del Gobierno escocés, hizo el comunicado pertinente en el cual se explicaba que ha habido un consenso entre todos los miembros para aprobar la propuesta.

Recordemos: la educación es la base de la sociedad.

¿Qué se enseñará?

A partir de este nuevo plan de estudios, comprendemos que se deba reestructurar el que hasta entonces se tenía.

Por otro lado, los temas que se tratarán serán diversos y siempre están enfocados al colectivo LGBT. Los jóvenes podrán encontrar la historia del colectivo, a los derechos que el mismo tiene, las terminologías para poder identificarse correctamente con uno u otro, la identidad, los movimientos que han habido hasta la fecha o lo más básico de todos los conceptos, la igualdad universal.

Con esto, se pretenderá luchar contra la intolerancia, la homofobia, la bifobia y la transfobia; entre otros.

Críticas al respecto

La organización llamada Time for Inclusive Education (TIE – Tiempo por Educación Inclusiva) ha ayudado mucho con su participación para que se diera el visto bueno a este reformado plan de estudios. Tras realizar diferentes estudios en los cuales se concluía que 9 de cada 10 escoces del colectivo LGBT han sufrido algún tipo de discriminación o agresión, el Gobierno no dudó en aplicar este nuevo plan de estudios.

Así pues, la TIE celebró tal avance en la sociedad a través de sus redes sociales:

Sin embargo, también hubieron críticas negativas al respecto. Estas fueron por parte de The Chrisitian Institute (El Instituto Cristiano), los cuales se posicionaron en contra de la nueva propuesta educativa y manifestaron su temor por la presencia de más personas del colectivo LGBT en las aulas y en la sociedad en general.

Sin lugar a dudas, Escocia ha dado un paso enorme para el colectivo LGBT. A partir de esta reforma en educación, ha mostrado al mundo que está preparada para mostrar y defender los derechos de las personas de este colectivo.

Pese a ser un tema sumamente interesante y una asignatura pendiente en el resto del globo, los demás países no se han pronunciado al respecto, cosa que podría beneficiar en gran cantidad a muchísimos jóvenes de los mismos.

Nosotros defendemos la igualdad y este reinventado plan de estudios nos parece una apuesta buenísima. ¿Os gustaría encontrar esta propuesta en nuestras aulas? ¿Qué otros temas os gustaría que se trataran? Dejádnoslo en comentarios y, como siempre, ¡muchas gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte