La futura revolución de la madera transparente

La opacidad ya no es una propiedad de este material

La madera hasta ahora se consideraba un material opaco, es decir, que no deja pasar la luz, y debido a su porosidad es un mal conductor del calor y por lo tanto limitado como aislante térmico.

Láminas de madera tal y como la conocíamos hasta ahora. Unsplash, Elena Rouame

El vidrio en cambio, se considera un material transparente, con lo cual deja pasar la luz, y como consecuencia podemos ver a través de este, pero que tiene una conductividad térmica: conduce tanto el calor como el frío de igual manera.

Esta nueva madera transparente y biodegradable puede llegar a convertirse en un material clave para el futuro. Ésta proviene de fuentes renovables, siendo así duradera y ecológica, y ofrece propiedades naturales como la alta resistencia a la hora de soportar cargas y fuerzas, la tenacidad -energía de deformación que es capaz de absorber o acumular ésta antes de alcanzar la rotura en un impacto-, la baja conductividad térmica y la baja densidad.

Lámina de madera translúcida. KTH

¿Cómo se consigue?

Este proceso consiste en eliminar, a través de procesos químicos, las capas de lignina de la madera, el elemento que la hace rígida y opaca. La lignina da la rigidez y el color oscuro, ya que constituye un 25 % del material, y es ésta quien bloquea el 90% de la luz.

En realizar esta eliminación, se obtiene un translucidez, pero no transparencia, ya que se convierte en un material blanco, y por lo tanto, aún no sé puede ver claramente, como en el cristal.

La lámina de madera de la izquierda tiene una mayor temperatura,y es la más transparente. Wallenberg Wood Science Center.

A continuación, y con la intención de lograr la transparencia, se añadé a las estructuras celulares epoxi o poliepóxido, un producto dos veces más fuerte que el vidrio orgánico, caracterizado por ser más resistente que el vidrio convencional. Entonces se obtiene un material similar a la madera en cuanto a rigidez, que deja pasar la luz y, además, es capaz de absorber el calor.

Después se trata la madera para cambiar sus propiedades térmicas, ya que se hace más clara a medida que absorbe más calor. Aún así,la transparencia resultante es blanquecina, no naturalmente transparente, así que permite algo de privacidad en el interior dejando pasar la luz del día.

De otra manera, con este proceso se consiguen las mejores cualidades de dos materiales en uno solo. Los científicos afirman que puede ser utilizado para la fabricación de las ventanas de los coches o en sustitución de cualquier otra superficie transparente en la que se usaría, comúnmente el cristal.

A manos de…

Lars Berglund. ICNF

Esta investigación la dirigió el investigador sueco Lars Berglund y el equipo de cientificos del Instituto Real de Tecnología (KTH) de Estocolmo.

Primero consiguieron descubrir el cómo, aunque estaba limitado a pequeñas superficies. Sin dejar de investigar, han encontrado una forma económica de producir esta madera transparente a gran escala, e incluso utilizarla en paneles solares.

Actualmente trabajan en busca de nuevos matices lumínicos y en mejorar cualidades como su transparencia, aunque Berglund cree que en cinco años ya se podrá disfrutar de las primeras aplicaciones domésticas.

¿Qué usos tiene?

Este nuevo material presenta propiedades nunca vistas juntas , por eso los científicos creen que se podría desarrollar células solares para generar energía fotovoltaica. Ésta es solo una hipótesis, pero si se lograra desarrollar estas células, se estaría consiguiendo una forma efectiva y económica de generar energía solar además de un sistema sostenible y duradero.

El objetivo no sería otro que mantener la luz rebotando cerca de un panel solar, que la acabaría por absorber. Éste mecanismo permitiría que las propias ventanas de una vivienda fuesen receptores de calor para generar energía, sin traspasar ese calor al interior de la casa.

Mesa de madera y acrílico de nendo para la Milan Design Week

Como es bien sabido, la madera es uno de los materiales de construcción más utilizados del mundo, y para que resulte sostenible además debe proceder de fuentes renovables.

Con estos descubrimientos de la madera, podría incrementar su uso en este ámbito, pues sigue siendo barata y renovable, conserva muchas de sus ventajas y augmentar su resistencia sin impedir el paso de la luz. Mejoraría la luminosidad interior a través de cristaleras e incluso fachadas translúcidas.

Sea cual sea su uso, la madera transparente será una alternativa fuerte, abundante, barata y renovable frente a otros materiales convencionales de alto impacto ambiental.

“Un material de creación único”

Equipo de investigación de Lars Berglund

Esta solución supone un gran avance no sólo para la arquitectura sostenible, sino para la tecnología en sí, por ser una alternativa al vidrio, al plástico e incluso al cemento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte