La nueva obra de Bansky, destrozada

El reconocido artista de arte urbano Bansky se ha visto en una frustrante situación: su última obra, realizada la madrugada del Día de San Valentín, ha sido grafiteada por unos vándalos.

La obra mostraba a una niña lanzando flores rojas con un tirachinas , pero ahora se ha visto teñida por la pintura de los vándalos que han escrito sobre ella “BCC wankers (traducido, “pajilleros de la BCC“). Estas letras han sido grabadas con un color rosa chillón, haciendo así que la obra del misterioso Bansky se haya visto dañada en un periodo de tan sólo 48 horas desde su creación y confirmación por parte del artista en sus redes sociales y su página web.

Toda esta stuación, tal y como podemos bien comprender, ha desatado el descontentamiento de los vecinos del pueblo, causando así que el Día de San Valentín fuera un tanto más amargo que otras veces.

El mural del que hablamos se había realizado en la pared de una casa propiedad de Edwin Simons, situada en el área de Barton Hill. Por parte de los propietarios, estos declararon que se sentían “devastados” y que tomarían medidas por tal de proteger la gran obra.

“Es tan triste. Le han quitado la alegría a todo el mundo.”

Confesó la Sra. Woodruff, propietaria de la casa.

Sin embargo, pese a esta situación, podemos ser positivos ante la acción inmediata que se ha tomado para poder conservar la obra tanto en el presente como en el futuro lejano.

¿Quién es Bansky?

Para aquellos que no conozcáis a esta figura del arte moderno, Bansky es un artista urbano, es decir, sus trabajos no consisten en lo que comunmente entendemos por “arte”, como así serían esculturas, obras arquitectónicas o pinturas. No, Bansky no hace eso, él es más innovador y, por ello, sus obras consisten principalmente en murales que adornan las ciudades y los pueblos que transmiten importantes mensajes a sus habitantes.

Por si todavía no sabéis quién es, la siguiente obra lo resume todo: Love is in the Bin. Obra subastada que replicaba su anterior obra Girl with Balloon que fue autodestruida a partir de cortarse, aproximadamente hasta la mitad, en tiras. Sorprendente, ¿cierto?

Niña con globo, 2002

Además, para causar más inri, incluso Bansky es un autor anónimo. Sin embargo, podemos defender con la cabeza bien alta que sus obras representan y transmiten aquello que las palabras no logran hacerlo de una forma mucho más clara y sencilla.

Hasta aquí la notícia de hoy. ¿Qué opináis respecto lo que ha pasado? ¿Conocíais a este artista de antes? Cualquier cosa a decir nos lo podéis dejar en los comentarios y, como siempre, ¡muchas gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte