Los jóvenes estudiantes que triunfan en CanSat

Un grupo de estudiantes del Col·legi San Ángel de Gavà ha participado en el concurso CanSat, una propuesta desarrollada por ESERO y la ESA.

El concurso consiste en crear una simulación real de un satélite con las medidas de una lata. Y así han hecho nuestros jóvenes talentos: David Hernando, Arnau Esteller y Gerard López de segundo de bachillerato; y Javier Puerta, Adrian-Jorge e Iván Rellán de primero. Todos ellos, junto con la ayuda de José Antonio Sánchez, profesor de Tecnología del Sant Ángel, han creado el proyecto llamado OrbiSat.

Gracias al trabajo que han realizado y al desarrollar OrbiSat, han ganado el premio al Mejor Desarrollo Técnico y han quedado segundos a nivel estatal con una valoración de 8’32 sobre 8‘5. Además, también fueron los primeros de toda Cataluña, pase con el que pudieron participar en la final acontecida en el Parque de las Ciencias de Granada.


Explicadnos un poco vuestro proyecto: en qué consiste en general, qué es, los objetivos a cumplir y su funcionamiento.

GERARD: El proyecto consiste en montar en una lata un satélite y está dividido en dos misiones: la primaria, que es (…) recabar datos de la atmósfera, como pueden ser la presión, la humedad y la temperatura. Después está la misión secundaria, en la que dejan que idees una misión científica con objetivos claros y eficientes para el día a día.

Nosotros decidimos recabar muchísimos datos de diferentes gases (…) que pueden ser beneficiosos o no para la vida en sí y metimos muchos de estos en el satélite para, al lanzarlo, recabar un montón de datos de gases que constituyen la atmósfera. A partir de aquí, conseguíamos saber cúal era la condición física de la atmósfera terrestre con el objetivo de idear y crear más CanSats y lanzarlos en otros planetas. Entonces, comparar los datos recogidos en la tierra y averiguar a través de la comparación si se podía dar vida.


Queremos saber cómo fue el proceso de creación, es decir, las fases que tuvisteis que pasar.

GERARD: La idea sobre cómo queríamos montarlo la decidimos en las últimas dos semanas, puesto que era difícil compaginar el concurso con los estudios. Gracias al confinamiento y las clases online, teníamos más tiempo.

JOSÉ A.: La idea básica la propone la Agencia Espacial Europea y ESERO, que es la agencia que promueve esta propuesta en España. (…) El diseño de la estructura lo ideó David con tres palos y soportes para colocar la batería, los sistemas de transmisión y de comunicación que se deben enlatar dentro para que funcione.

DAVID: El diseño estructural es totalmente diferente al de los otros equipos. Otros grupos lo que hacían era meterlo en una cápsula. Esto tiene muchos problemas, entre ellos, que los datos de temperaturas nunca van a ser fiables. (…)

Nosotros hicimos un diseño revolucionario y totalmente abierto.

A la vez, debido a tres columnas situadas a 120 grados, los esfuerzos sufridos en el impacto se reparten para que no sufra ningún daño y así ninguno de los sensores o de las piezas del CanSat se hagan daño y causen el fin de la retransmisión.


Nos encanta que hayáis innovado y que hayáis sido unos pioneros que han optado por idear otras formas mejores para el funcionamiento del satélite. Fue mejor por ello y debido a ello ganásteis el Mejor Desarrollo Técnico?

GERARD: No tanto por la estructura sino por la programación. En el momento de recoger datos, fuimos de los pocos grupos que conseguimos recoger algo. Supongo que por fallos técnicos del momento otros grupos no lo consiguieron, pero nosotros teníamos dos opciones: si nos fallaba vía radio, también teníamos una tarjeta SD en el satélite que al caer recogía los datos igualmente.


Es increíble. Sin lugar a dudas, se nota muchísimo que hay mucho tiempo, trabajo y esfuerzo detrás del proyecto. Durante el proceso de creación, a parte del hecho de estar confinados, que eso ya es un problema, ¿tuvísteis alguno otro?

DAVID: Tuvimos el problema de que al principio teníamos la expectativa de imprimir dos prototipos. Al final fuimos a Granada con la primera impresión y el primer prototipo.


José Antonio, tú has sido quien más ha visto crecer el proyecto en el día a día de forma interna porque has formado parte del proyecto.

JOSÉ A.: He hecho más de promotor de ellos que trabajar en el propio CanSat (…). Donde han llegado, han sido ellos porque han trabajado para que funcione o no funcione. Creo que éramos el único equipo que fuimos de novatos.


Sin embargo, pese a ser novatos, habéis quedado en muy buen puesto. Pero, ¿qué fue lo que diríais que ha sido el reto más grande que os ha supuesto participar en el CanSat?

GERARD: Yo creo que sobretodo el final es lo más complicado porque lo tienes ya todo hecho, pero para dejarlo ya acabado y perfeccionado fue complicado.

Creo que ese día estuvimos desde que salió el sol hasta que se fue. Incluso horas de madrugada acabando cosas.

JAVIER: También el miedo a lo desconocido porque como no sabíamos tampoco cómo iba a ser eso… Claro, nosotros veíamos los paracaídas de los demás equipos que eran más grandes que el nuestro pensando que el nuestro se iba a (golpear). Pero no, al final salió vivo.

DAVID: Yo, personalmente, la parte más difícil y que más me ha costado ha sido más al principio del proyecto, y ha sido darle tiempo al proyecto porque llevo otros proyectos científicos que tenía que hacer. Entonces, claro, además tenía el segundo de bachillerato. Bueno, el gestionar el tiempo era mucho más difícil.

La parte final era la adrenalina, que con la adrenalina se puede vivir.


¿Imaginásteis que podríais llegar tan lejos en algún momento, que podríais ganar? ¿O no y os presentásteis y cuando os dísteis cuenta habíais ganado?

GERARD: Yo creo que más bien lo último.

ADRIÁN: Yo no me esperaba ganar nada.

GERARD: A un proyecto te presentas para ver qué pasa.

Das lo mejor sin saber si ganas, no ganas… nosotros cuando supimos que éramos los mejores de Cataluña nos quedamos flipando.


¿Qué consejo les daríais a los próximos concursantes que se presenten el año que viene?

DAVID: Yo sí que les diría que trabajen mucho y con todo lo que han trabajado, nunca será suficiente.


Tras haber hablado con todos ellos de primera mano, no nos cabe ninguna duda sobre el gran trabajo que han hecho y los magníficos resultados que han obtenido.

Y vosotros, ¿conocíais el concurso CanSat? ¿Os gustaría participar en los próximos años? Dejádnoslo en los comentarios y, como siempre, ¡muchas gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte